Diaro de la Construcción

Aún sigue pendiente el mejoramiento del principal acceso a la Ciudad Jardín por la variante Agua Santa, que presenta un fuerte deterioro con una carpeta de rodado que ya cumplió su vida útil. Hasta ahora no existe un plan de obras y las instituciones locales difieren en cuanto a su responsabilidad en el tema.

La alcaldesa Virginia Reginato planteó que urge abordar los trabajos y precisó que se contemplaría una solución de los proyectos del Ministerio de Obras Públicas y que por ahora no hay nada concreto.

El Seremi de Obras Públicas, Miguel Saavedra, señaló que el MOP intentó incluir el mejoramiento de esa vía como una obra complementaria a la concesión de la Ruta 68, pero pasó a manos de la Secretaría de Planificación de Transportes (Sectra), en donde se evaluaron eventuales soluciones, pero aún no existe un proyecto.

El desarrollo del estudio de prefactibilidad demoraría cerca de un año. Recién en ese momento comenzarían a gestionarse los recursos para financiar las obras.

La variante Agua Santa es el principal acceso a Viña del Mar desde Santiago. Comunica a la Ruta 68 con el centro de la ciudad. Tiene un tráfico promedio de 1.200 vehículos por hora, cifra que se dispara en verano y los fines de semana largos.

El tramo que requiere intervención tiene una extensión de 6,6 km. Comprende desde Rodelillo o cruce Las Palmas hasta el par Alvares-Viana.

Saavedra indicó que por tratarse de una vía urbana resulta lógico que la solución sea resuelta por el municipio viñamarino, en coordinación técnica con Serviu y Sectra. Planteó que Obras Públicas, en cambio, tiene en su cartera de proyectos mejorar la conexión de acceso a Viña del Mar en la intersección de Ruta Las Palmas con la autopista Troncal Sur. Además, evalúa generar un nuevo ingreso por Forestal, empalmando Las Palmas con Simón Bolívar.

FUENTE: El Mercurio

FUENTE IMAGEN: El Mercurio



Comentarios