Diaro de la Construcción


Tras nueve meses de trabajos ‒y varias semanas antes de la fecha prevista‒, el 9 de agosto se instaló el último panel en el edificio Brock Commons, en Vancouver, que una vez terminado se convertirá en la torre habitacional en madera más alta del mundo. La construcción, comisionada por la Universidad de British Columbia (UBC) para albergar residencias estudiantiles, alcanza los 53 metros de altura.

Se trata de un edificio híbrido de 18 pisos, 17 de los cuales fueron construidos en madera sólida sobre un primer nivel de concreto, mismo material que se utilizó para el núcleo. La estructura de pisos y muros será realizada en paneles de CLT de cinco capas, soportados por columnas de madera laminada encolada (glulam) y conectores de acero.

La torre ‒diseñada por la oficina Acton Ostry Architects‒ tendrá capacidad para alojar a 404 estudiantes. En el piso superior, donde se concentrarán los espacios comunes, la estructura de madera se dejará a la vista, con fines demostrativos y educacionales.

Una de las particularidades de esta construcción ha sido la rapidez con la que han avanzado las obras. Luego de completar el primer nivel en solo una semana, la ejecución de los siguientes progresó a una velocidad de dos pisos semanales. En total, levantar la estructura de madera tomó apenas 66 días, bastante menos de lo planificado. Tanto es así, que se espera que el edificio se entregue en mayo de 2017, cuatro meses antes del plazo previsto.

 “Cuando puedes panelizar los materiales y ensamblarlos con precisión, como un kit de bloques Lego, el proceso se vuelve extremadamente eficiente”, comentó a la prensa un representante de la empresa Structurlam, fabricante de la madera de ingeniería utilizada en la construcción.

Brock Commons es la más reciente de una serie de edificaciones en madera que ha levantado la UBC en su campus de Vancouver, entre ellas el Centro para la Investigación Interactiva en Sustentabilidad, el edificio de Investigación en Bioenergía y el de Ciencias Geológicas. Optar por este material obedece a una visión estratégica de la institución, según aseguró a la prensa su presidenta, Martha Piper: “Este hermoso, flamante edificio de madera servirá como un laboratorio viviente para la comunidad de la UBC y potenciará la reputación de la universidad como un núcleo de diseño sustentable e innovador”.

La torre fue diseñada para cumplir con los estándares de la certificación LEED Gold y se estima que la cantidad de dióxido de carbono que se evitó liberar a la atmósfera gracias al uso de madera en su construcción equivale a casi 2,5 toneladas métricas.

Fuente: http://www.madera21.cl/

Fuente imagen: https://engenheironaweb.com/



Comentarios