Diaro de la Construcción

Cuando se lleva a cabo un proyecto es importante definir los derechos, responsabilidades y obligaciones de todas las partes involucradas. La herramienta legal que se cuenta para esto son los contratos de construcción.

Un contrato es un convenio entre dos partes para realizar o dejar de hacer ciertas cosas. Los contratos en construcción involucran generalmente a un mandante y un contratista. El mandante es para quién se ejecuta la obra y el contratista el que lleva a cabo la ejecución física.

En el sector de la construcción los contratos se pueden categorizar en función de dos criterios: (1) manejo de costos y riesgos y (2) alcance.

Contratos según manejo de costos y riesgos

Suma alzada: Contrato en que se acuerda que el contratista hará la totalidad de un proyecto por una suma fija de dinero. Por tanto, el máximo riesgo recae sobre el contratista. Su ventaja es que el mandante conoce desde el inicio el costo total de la obra.

Precios unitarios: Se establece que el pago por el trabajo es el monto que resulta al sumar las cantidades de trabajo efectivamente realizadas multiplicadas por sus precios unitarios (cotizado por el contratista y aprobado por el mandante). En este tipo de contratos el riesgo es compartido entre el mandante y el contratista.

Administración delegada: El mandante delega la administración de la obra al contratista, pagándole la totalidad de los gastos de construcción de la obra. Por sus servicios el contratista recibe un honorario fijo o variable. El riesgo tomado por el contratista es mínimo.

Tipos de contratos según alcance

Solo construcción: El contratista solo tiene la responsabilidad de construir la obra. Es decir, el diseño, mantenimiento y operación del proyecto incumben exclusivamente al mandante. El contratista recibe del mandante toda la información necesaria para llevar a cabo el proyecto.

Llave en mano o EPC (Engineering, Procurement and Construction): Contempla el servicio del diseño, suministro de los equipos, construcción y montaje. Normalmente el diseño se basa en un anteproyecto otorgado por el mandante al contratista.

Concesiones o BOAT (Build, Operate and Transfer): El mandante contrata a una concesionaria para que esta financie y brinde el servicio de diseño, construcción, mantenimiento y operación de una obra. El beneficio para la concesionaria proviene de los pagos que efectúan los usuarios o el Estado por el uso o disponibilidad de la infraestructura.

En la figura de la galería de fotos se muestra una descripción gráfica de la asignación de riesgos para cada participante en los distintos tipos de contratos

FUENTE: www.emol.com

FUENTE IMAGEN: www.emol.com



Comentarios