Diaro de la Construcción

Pasamos más tiempo en la oficina que en casa. Un trabajador promedio gasta un tercio de su día en el trabajo, es por ello que el impacto del ambiente de trabajo en las personas es de suma importancia y de ahí la necesidad de hacer de las oficinas un espacio agradable en el cual trabajar.

En el pasado, cuando el trabajo se llevaba a cabo principalmente de una manera muy estática, era suficiente proporcionar asientos ergonómicos, capaces de limitar la aparición de problemas físicos. Hoy, sin embargo, esta práctica ya no es suficiente. Gracias al trabajo con la tecnología se ha vuelto más dinámico, tanto que, durante el transcurso de las ocho horas, el mismo trabajador puede trabajar de pie, sentado e incluso en movimiento.

Dentro de una empresa, es importante preparar una serie de diseños de trabajo, como escritorios ajustables en altura, áreas de descanso con áreas de esparcimiento, áreas aisladas para reuniones y concentración. “Para configurar este diseño en oficinas abiertas, es posible utilizar elementos con una adecuada aislación acústicas para áreas de mayor privacidad y para momentos de trabajo individuales o grupales”, señala Erika Cassanello encargada de productos de Intergroupe.

Una combinación correcta de espacios de colaboración y privados permite a las personas organizar su flujo de trabajo de una manera más productiva, evitando interrupciones continuas, aumentando su concentración, facilitando una cultura colaborativa y disminuyendo el estrés.

“Debemos integrar los conceptos de trabajo y oficina inteligente, trabajo ágil, espacio abierto. Muchos conceptos sobre un tema único: la modernización del entorno laboral con el objetivo de ofrecer a los trabajadores nuevas herramientas para mejorar su productividad”, explica Javier Palomo, Gerente de Ventas de Estel para Latinoamérica.

Espacios personalizados y flexibles

Existe una clara tendencia en devolverle a la gente libertad y autonomía en la elección de espacios, horarios e instrumentos para su trabajo. Con trabajadores siempre conectados, capaces de revisar los correos electrónicos del trabajo y administrar las llamadas telefónicas incluso desde el hogar fuera del horario de trabajo, la tendencia es cambiar el horario laboral con horas fijas y estaciones de trabajo.

“Una nueva forma de concebir el “espacio de oficina” contempla la creación de diseños espaciales dinámicos en sincronía con los nuevos concepto claves como responsabilidad, objetivos, implicación, colaboratividad y flexibilidad y el encuentro de las personas”, añade Cassanello.

FUENTE: ZimplePR

FUENTE IMAGEN: Zimple PR



Comentarios