Diaro de la Construcción

Aída Arévalo, gerenta de ingeniería de Inmobiliaria Manquehue, afirma que las plataformas BIM están más extendidas en grandes proyectos, y que a nivel residencial es aún incipiente.

Pero hay experiencias que están innovando su uso en la construcción de casas. “Así, el sistema BIM permite al equipo de Inmobiliaria Manquehue modelar en 3D la vivienda y evaluar cómo se integran los distintos espacios de la casa y su respectiva usabilidad. Además se puede evaluar la luminosidad de las zonas, de acuerdo a la orientación de la vivienda, para los distintos horarios del día, dando la posibilidad de efectuar mejoras en el diseño. También facilita tomar decisiones en etapas tempranas y genera mayor certeza en el diseño y construcción. Un aspecto importante es que coordina antes del inicio de la construcción las distintas especialidades, tanto eléctrica, sanitaria, calefacción, generando trazados eficientes que disminuyen los riesgos de interferencias posteriores”, indica Arévalo.

A su vez, comenta, están aplicando también una tecnología constructiva que permite acelerar los procesos de edificación con gran calidad.

“En la segunda fase de construcción, cuando ya está totalmente listo el diseño de la obra, mediante el uso de sistema BIM, se comienza la construcción de las viviendas de hormigón armado de forma más rápida y eficiente con la tecnología industrial BauMax a través de un proceso industrial que permite construir en tiempo récord todas las partes que constituyen la obra gruesa, que luego son montadas en terreno. El sistema BauMax permite una integración entre el BIM y el software que comanda los robots. De ese modo se pueden diseñar y producir elementos precisos con sus detalles e incluso las instalaciones eléctricas”.

Según los ejecutivos de Inmobiliaria Manquehue, una de las grandes ventajas de usar estas tecnologías “es su eficiencia productiva, ya que, de acuerdo con las proyecciones podrá ahorrar entre un tercio y la mitad del tiempo que se utiliza hoy en levantar una vivienda, lo que está en línea con el desafío de productividad del país. Se estima que a fines de 2018, un 30% de las nuevas obras de la empresa serán realizadas con este instrumento. Esta innovación se está implementando progresivamente en los proyectos de Piedra Roja y Colina”.

FUENTE: El Mercurio

FUENTE IMAGEN: El Mercurio



Comentarios