Diaro de la Construcción

El proyecto “DOM en Línea” sigue avanzando. Esta iniciativa público-privada -en la que participan el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el Colegio de Arquitectos de Chile, la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), la Asociación de Directores de Obras y Profesionales de las Direcciones de Obras Municipales de Chile (DOM Chile) y el Instituto de la Construcción- está finalizando una etapa.

El objetivo durante este año 2016 fue diseñar una propuesta de plataforma -elaborada por Integra Soluciones-, la que ya está terminada y contó con recursos de Corfo.

“La definitiva será construida a partir del año 2017, bajo el liderazgo de Minvu“, explica Marcelo Cruz, jefe de Proyecto “DOM en Línea” del Instituto de la Construcción (IC).

Avance sustancial

Esta propuesta de plataforma, indica, está siendo conocida por los actores de la industria.

Así, por ejemplo, durante octubre se realizó un proceso de presentación de esta iniciativa, que abarcó cinco ciudades de Chile. “En él, tanto arquitectos como empresas inmobiliarias, constructores, funcionarios de las direcciones de obras municipales y todos los actores que gestionan permisos de construcción pudieron conocer este sistema, las características principales del diseño de esta plataforma y el prototipo funcional. Esta etapa tiene por objetivo dar a conocer a los principales usuarios, tanto internos (profesionales DOM) como externos (profesionales que realizan trámites relacionados), las características del diseño propuesto y obtener recomendaciones de los asistentes“.

Todo ello representa, afirma Bernardo Echeverría, presidente del Instituto de la Construcción, un avance sustancial en el logro del objetivo de este proyecto: “mejorar la productividad a través de una manera radicalmente distinta de gestionar los permisos de edificación, pasando del actual trámite físico -carpetas y expedientes en papel- y presencial -se debe ir a cada municipalidad-, a una gestión digital y virtual. Para ello se utilizarán documentos digitalizados, desde cualquier parte del mundo, teniendo acceso a internet. Las últimas mediciones del sector apuntan a que la productividad operacional de la construcción habitacional en Chile es el 48% de la de EE.UU. (medida en m {+2} /hora hombre), correspondiendo un 32% de esta cifra a ineficiencias operacionales de los procesos de autorización”.

Agrega Marcelo Cruz que “el diseño del proyecto de la plataforma DOM se fundamenta en apoyar este proceso de mejora de eficiencia a través de, entre otras cosas, proveer una plataforma única y nacional; estandarizar a nivel nacional los procesos que apoyan los trámites DOM y las resoluciones de los mismos; generar transparencia a través de la trazabilidad de los procesos y sus resoluciones; migrar en el tiempo desde un proceso actual 100% presencial y con documentación física a uno virtual y digital, a través de internet”.

También, dice, se busca “simplificar los trámites DOM a través del apoyo tecnológico, eliminando actividades operativas y manuales que no generen valor al proceso de tramitación, análisis y resolución; apoyar la labor de acceso a normativa actualizada y en línea, y proveer de herramientas tecnológicas que permitan la revisión de información territorial en formato digital”.

Añade Bernardo Echeverría que entendiendo lo complejo que puede ser una implementación de esta naturaleza, “el esfuerzo que se está haciendo hoy a través de esta iniciativa público-privada es el primer piso sobre el cual, más adelante, puedan incorporarse nuevos desafíos para aumentar la productividad de un sector que en nuestro país es tan importante para el desarrollo económico y la empleabilidad del rubro”, afirma.

¿Qué es lo que viene luego?

Agrega Marcelo Cruz que el desarrollo de la plataforma definitiva será licitada por el Minvu, y que los plazos próximos dependerán de la estrategia que “se utilice para la etapa de construcción y, consistentemente, la estrategia que se diseñe para la etapa de implementación. No obstante lo anterior, en términos generales, y tomando en consideración la envergadura y complejidad de esta plataforma, se considera que la construcción pudiera tomar dos años (2017 y 2018) y a continuación el 2019 iniciar el despliegue de la implementación a nivel nacional”.

Cuenta que la plataforma será provista por el Estado a las direcciones de obra de cada municipio y está pensado que sea única a nivel nacional.

“Asimismo, la propuesta considera la integración de los sistemas de gestión que actualmente utilizan algunas direcciones de obras, de manera de tener los beneficios que una plataforma nacional puede generar para el país y el sector de la construcción”, concluye el ejecutivo.

Fuente: impresa.elmercurio.com



Comentarios