Diaro de la Construcción

La disponibilidad que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, habría manifestado a los parlamentarios de la Nueva Mayoría de avanzar en mayor inversión pública en el Presupuesto 2017, pese a las restricciones fiscales, fue bien recibida entre los economistas, que creen que podría tener un impacto positivo en la economía.

Los especialistas coinciden en que el foco de estos recursos debiese apuntar principalmente a infraestructura, a la vez que subrayan que ello debe ir de la mano con reasignaciones en algunas áreas si se quiere contener el aumento del gasto en torno a 3%.

La inversión pública si está bien hecha y está enfocada a proyectos que tienen rentabilidad social siempre es beneficiosa, porque tiene un efecto en la productividad y el crecimiento”, plantea Alejandro Fernández, economista de Gemines. Agrega que “ese mayor espacio para inversión pública tiene que ir de la mano con reasignaciones presupuestarias  de otra manera, es tratar de justificar el no cumplimiento de los compromisos que el propio ministro Valdés ha asumido”.

Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, sostiene que “es un buen anuncio, pero acá lo realmente relevante es definir cuáles son las áreas en las que se puede desarrollar de forma eficiente esa inversión. Además, la gran tarea que hoy tiene el ministro es definir de dónde va a sacar ese mayor espacio de inversión, que debe venir de las reasignaciones si se quiere mantener el crecimiento del gasto entre 2,5% y 3%”.

El economista Alejandro Alarcón, de la U. de Chile, también favorece la idea y afirma que “esa inversión tiene que ser en infraestructura y debe ser ejecutada a través de concesiones para asegurar su efecto en la productividad y en la economía. Velando además que el crecimiento del gasto para el próximo año no supere el 2,8%”.

En 2015, la inversión en capital registró el mayor crecimiento anual de los últimos seis años, alcanzando un 14%.

Fuente: http://www.latercera.com/

Fuente imagen: www.lasegunda.com



Comentarios