Diaro de la Construcción

El Concejo Municipal revisó las modificaciones al Plan Regulador Comunal 2018 presentadas por la consultora “MDI”. Entre las problemáticas que justifican las modificaciones solicitadas por el municipio se encuentran: revisión del trazado del límite urbano en el sector de Puerto Seco, duplicidad de zonas con normas técnicas obsoletas e imprecisas, condiciones urbanísticas desactualizadas entorpecen la inversión pública y privada, falta de conexión e integración de la periferia con el centro urbano, déficit de áreas verdes en la zona urbana consolidada, entre otras.

El Departamento de Asesoría Urbana en conjunto con la Dirección de Obras y la consultora contratada “MDI”, trabajan desde marzo del 2013 en la elaboración de este nuevo Plan Regulador.

El Asesor Urbanista de la municipalidad de Calama, María Alejandra Rivera, explicó cuáles fueron los principales requerimientos de la nueva administración respecto a las modificaciones “la administración nos ha solicitado algunos ajustes que son pertinentes dentro del estudio de modificación, ellos se centran en lo que es el sector de Puerto Seco, en la revisión del polígono respecto a la capacidad, proyecciones urbanas y un estudio más detallado del sector Oasis”.

Además, se refirió al proceso que han llevado a cabo durante estos años, que incorpora también un trabajo participativo con la comunidad “ha habido muy buena recepción del trabajo técnico realizado en estos años, que integra el análisis de todas las zonas de la ciudad, el reconocimiento de los parques comunales, la protección del casco histórico y el reconocimiento del rio como elemento articulador en el desarrollo de la ciudad, generando constantemente instancias de participación ciudadana en etapas previas a la tramitación del estudio”.

Lo fundamental en este nuevo Plan Regulador, es la recuperación del Rio Loa para la ciudad, generando mayores accesos libres y también la protección de zonas agrícolas del oasis urbano, por lo que desde el 2014 se ha trabajado en un completo diagnóstico del Oasis. Esto dará como resultado un nuevo proyecto normativo para este sector, con reales efectos de protección y conservación a través de una declaración de utilidad pública en la figura de un parque a escala comunal con vialidad asociada.

“Es la columna vertebral del estudio, reconocer el río y devolverlo a nuestra comunidad. Sabemos que desde el traslado del año 2003 de Chuquicamata a Calama, hubo una ocupación dentro del territorio, que impide actualmente a gran parte de la comunidad tener acceso libre a la ribera y al espacio público que significa el rio” enfatizó la directora de Asesoría Urbana, María Alejandra Rivera.

FUENTE: El Mercurio de Calama

FUENTE IMAGEN: El Mercurio de Calama



Comentarios