Diaro de la Construcción

En términos de participación femenina, esto significa una mejora leve respecto a lo que existía el año anterior. En 2016, estas mismas compañías emplearon en total a 446.614 personas, de las cuales el 41,46% fueron mujeres y el 58,64%, hombres. Lo anterior da cuenta de una reducción del 1,56% en el total de las dotaciones, pero que afectó principalmente a los hombres, que perdieron unos 6 mil empleos en este segmento, mientras que las mujeres prácticamente se mantuvieron, con un alza leve.

Estos números, sin embargo, cambian drásticamente cuando se evalúa la alta gerencia y los directorios. En el primer caso, las empresas Ipsa reportan a 1.653 hombres en puestos ejecutivos, versus 479 mujeres en la misma condición. En términos proporcionales, esto significa un 77,53% para los hombres y un 22,47% en el caso de las mujeres.

Sin embargo, tal como ocurrió con el total de trabajadores, en el caso de la alta gerencia hubo una reducción total de 175 lugares (desde 2.307 en 2016 a 2.132 un año después), el que afectó mayoritariamente a los hombres de ese segmento.

Pocas directoras. Pero donde la brecha se expande aún más es en el caso de los directorios. El grupo de empresas analizadas reporta un total de 276 directores (sin contar aquellos profesionales que eventualmente puedan estar en más de un directorio), de los cuales 256 corresponden a hombres y sólo 20 a mujeres, lo que significa que éstas suman apenas el 7,25% del total.

FUENTE: www.pulso.cl

FUENTE IMAGEN: www.pulso.cl



Comentarios