Diaro de la Construcción

Los trabajos de construcción de la nueva playa artificial El Salitre de Tocopilla, la quinta obra de estas características en la Región de Antofagasta, presentarían más de un 70% de avance.

La obra es la primera a nivel nacional que emplea un adelanto de Ingeniería, el cual consiste en un innovador proceso de colocación de geotubos y geomantas.

El seremi de Obras Públicas, César Benítez, comentó que “estamos cumpliendo con la palabra de la Presidenta Bachelet, esta es una de las playas más grandes de la región cuyo objetivo es entregar espacios para la familia de Tocopilla que sirve también como un impulso al desarrollo económico, cultural y turístico” manifestó el seremi MOP, quien detalló que la obra lleva un 75% de avance, desarrollando las etapas de enrocados, inyección de arena y la ejecución de los molos de abrigo.

“Proyectamos terminar en el mes de febrero aproximadamente para poder estar entregando en el primer trimestre esta obra a la comunidad”, afirmó la autoridad ministerial.

Las obras, que consideran una inversión gubernamental cercana a los $5.500 millones, benefician a más de 27.500 tocopillanos y mejoran el sector en donde se emplaza el proyecto, potenciándolo como un nuevo lugar turístico de esparcimiento y reunión para la familia.

El Gobernador de la provincia de Tocopilla, Sergio Carvajal, expresó que “hemos visto como a avanzado de forma positiva el desarrollo de las obras en el sector de la playa el Salitre. Este sería el tercer balneario artificial de Tocopilla, considerando: Caleta Boy, playa Covadonga”.

La construcción de este proyecto considera el recambio de 30.000 metros cúbicos de arenas para generar sectores de asoleamiento y recreación, además de la construcción de dos rompeolas de abrigo y uno sumergido, los cuales permitirán generar una playa artificial para un baño seguro de más de 3,5 kilómetros de orilla y una superficie superior a los de 30 mil metros cuadrados. También se contempla labores de derrocado, demolición y retiro de obras terrestres existentes, muros de confinamiento y accesibilidad universal.

Finalmente, las autoridades explicaron que el innovador proceso de ingeniería de geotubos y geomantas empleado, es utilizado para confeccionar el núcleo de los espigones (rompeolas), los cuales están revestidos con rocas para mantener la poza tranquila, con oleaje controlado y capaz de retener la nueva arena depositada.

FUENTE: El Mercurio de Antofagasta

FUENTE IMAGEN: Ministerio de Obras Públicas



Comentarios