Diaro de la Construcción

Hasta la comuna de Canela, región de Coquimbo, se trasladó la Ministra de Vivienda y Urbanismo (Minvu), Paulina Saball, para constatar en terreno el avance del proceso de reconstrucción, en lo que se refiere al uso y aplicación del subsidio conocido como Tarjeta Banco de Materiales, recursos que han permitido a las familias reparar sus viviendas y que ha traído consigo un positivo impacto en la economía local, principalmente, en el sector dedicado a la venta de productos e insumos para la construcción.

Se trata de subsidios entregados por el Minvu por un monto superior a $1.250.000, que permiten reparar viviendas que resultaron con daño leve (que puede ser atendido por los propios propietarios) y moderado (que requieren la formulación de proyectos y asistencia técnica).

Del total de tarjetas que se han asignado en la comuna (430), alrededor del 87% se ha aplicado en ferreterías locales, lo que ha generado mayor dinamismo en la economía de la comuna, tanto por adquisición de los materiales como también por la contratación de mano de obra para la ejecución de las obras.

En la comuna, la secretaria de Estado visitó la “Ferretería Carmona”, existente hace 20 años, desde donde sostuvo que “una de las particularidades que ha tenido el proceso de reconstrucción es el positivo impacto que éste ha generado en la economía local”, agregando que “fue acertada la decisión que tomamos para que aquellas familias cuyas viviendas resultaron con daño leve o moderado, pudiesen hacer sus reparaciones con la tarjeta banco de materiales, con la activa participación del comercio local, con quienes tomamos contacto previo y, para beneficio de las familias, decidieron involucrarse activamente en el proceso”.

La primera autoridad del Minvu agregó, además, que “más del 87% de los recursos que estaban destinados para reparación han sido invertidos en las ferreterías locales. Los propios ferreteros han sido responsables en la asesoría, la calidad de su servicio y en los precios ofrecidos. Nos damos cuenta que estamos en presencia de la solidaridad local, lo que se potencia con el hecho de que gran parte de los constructores que hoy están involucrados en el proceso también son locales”.

Por su parte, el dueño de la Ferretería, Alberto Carmona, explicó que “somos todos conocidos acá en la comunidad, por lo tanto hemos mantenido los precios siempre independiente del terremoto y de la reconstrucción. Estamos orgullosos que la gente de acá haya confiado en nosotros y nos haya entregado la responsabilidad de poder colaborar con los materiales adecuados”.

Fuente: www.minvu.cl

Fuente imagen: www.minvu.cl



Comentarios