Diaro de la Construcción

En Asia, la demanda de producción de arroz es muy alta, pero la disponibilidad de campos para el cultivo, muy escasa. Por eso, Jin Ho Ki diseñó huertos verticales de bambú que podrían abastecer a más de 3 mil millones de personas.

La tecnología de siembra aeropónica que ideó implica el uso de poca cantidad de agua, al mismo tiempo que permite la producción de alimentos en las zonas urbanas, brindando una mayor capacidad de soberanía alimentaria para los pobladores locales, al mismo tiempo que reduce los costos de traslado.

De esta manera, se crearían puestos de trabajo y disminuiría el control de los gobiernos sobre los campos de arroz y su producción, debido a la importancia y centralidad que tiene este alimento en la vida de las comunidades del este de Asia.

El sistema incluye la creación de huertas descentralizadas con estructuras en forma de paralelogramos, realizadas en bambú. Esto permitirá crear terrazas para cultivar arroz mantenidas, a su vez, por un sistema de riego natural, mediante una red de caminos.

Esta propuesta obtuvo una mención de honor en el certamen Rascacielos Evolo como respuesta al aumento del precio del arroz y como solución, también, al aumento que se prevé en la demanda (y el precio) a raíz del incremento de la población.

La iniciativa podría representar una esperanza para las generaciones futuras. Se prevé que en el 2025 serán 4 millones las personas que dependerán del arroz para su alimentación y, de seguir aumentando su valor, muchas de ellas no podrían acceder. Por eso las ideas y diseños se vuelven no solo una cuestión de innovación, sino también, y fundamentalmente, de necesidad.

Fuente: www.plataformaarquitectura.cl    –     www.ecosiglos.com

 

Fuente imagen: © Jin Ho Kim



Comentarios