Diaro de la Construcción

Reducir el tiempo de construcción y mejorar la calidad del producto final en la etapa de terminaciones de un proyecto habitacional son las principales ventajas de un innovador sistema utilizado en la construcción de viviendas. La temática fue abordada en el primer desayuno tecnológico organizado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Antofagasta y el Instituto del Cemento y del Hormigón (ICH).

La constructora capitalina Terrafirme, representada por su gerente de proyectos Sebastián Valencia, relató su experiencia en el uso de un innovador sistema de moldaje que permite precisamente construir en menor tiempo y a su vez lograr un producto final con mejores terminaciones.

Al respecto el gerente del ICH Leonardo Gálvez manifestó que este “primer encuentro en Antofagasta, tuvo como objetivo compartir las experiencias de quienes han implementado los nuevos sistemas constructivos, para saber de primera fuente cómo han enfrentado la baja productividad en la mano de obra del sector y qué ha significado para ellos este cambio en su metodología de trabajo”.

“El mercado hoy exige a las empresas modernizar o industrializar sus procesos para poder enfrentar el alza de la ya escaza mano de obra calificada. Ante esa realidad es necesario adoptar nuevas tecnologías que puedan generar una mejora en seguridad, calidad, menores costos y mayor productividad”, indicó el presidente de la CChC Antofagasta Andrew Trench.

Según cifras del sector, las nuevas soluciones desarrolladas en proyectos habitacionales, como moldajes livianos y monolíticos, han experimentado un mayor crecimiento durante los últimos tres años. Una de las ventajas de este tipo de sistemas usado tanto para la edificación de casas y departamentos, es que no requieren de una grúa para ser trasladados de una unidad a otra, permitiendo reducir costos.

FUENTE: CChC Antofagasta

FUENTE IMAGEN: CChC Antofagasta



Comentarios