Diaro de la Construcción

Durante la jornada de este lunes, un grupo de chilotes protestó en las afueras de la gobernación provincial de Chiloé, en Castro, exigiendo la paralización de la obra del puente colgante Chacao. Esto, luego de conocida una tercera carta enviada por la Asociación Nacional de Ingenieros de Obras Públicas (ANIOP) al ministro Alberto Undurraga, solicitando finalizar con el contrato y la licitación de este proyecto.

La petición de los ingenieros del MOP se fundamenta en una serie de puntos técnicos y administrativos que revelan las falencias del proyecto desde su formulación. Entre ellas, la falta de identificación de alternativas de conectividad y su correspondiente evaluación socioeconómica para decidir sobre el uso eficiente de los recursos públicos.

De acuerdo con lo advertido por los trabajadores, esta obra no ha sido debidamente estudiada por el Ministerio de Desarrollo Social. En 2012, se consultó al ministro de Sebastián Piñera, Joaquín Lavín, y al igual que los tres ministros del actual Gobierno de Michelle Bachelet, nunca han dado a conocer estos análisis.

Por otro lado, la licitación se realizó tanto para el diseño como para la construcción del puente al mismo tiempo, es decir, se dio visto bueno a un proyecto sin contar con un diseño previo instruido a la Dirección de Vialidad y otras reparticiones del MOP, según precisó el vocero de la organización Defendamos Chiloé, Juan Carlos Viveros. “El error garrafal es haber licitado un diseño y construcción juntos, porque si no tienes un diseño final cómo sabes de los costos de la realización del proyecto. Además, se filtró que la empresa estaría pidiendo un subsidio o aumento de presupuesto de 70 millones de dólares más”, sostuvo.

Según precisó el presidente de la Asociación e ingeniero civil del Departamento de Fiscalización de la Dirección General de Obras Públicas, Mario Maureira, estarían a la espera de una respuesta formal del Ministerio luego de la última carta, enviada en noviembre de 2015, donde se planteaban estas inquietudes y de la que no obtuvieron respuestas.

Lo más preocupante para los trabajadores y los ciudadanos de la zona es el desconocimiento de los criterios y las razones que se utilizaron para adjudicar la licitación al único oferente, el consorcio brasileño-coreano OAS- HYUNDAY, de los ocho precalificados.

Para el investigador del Centro de Estudios de Chiloé, Eduardo Mondaca, esto refleja al centralismo y la falta de transparencia en la ejecución de este tipo de proyectos. “Ha sido muy complicado hablar con los que están llevando a cabo el proyecto en el Archipiélago y eso demuestra lo poco democrático del proyecto y que tampoco pretende resolver totalmente las necesidades de los personas que vivimos acá”, señaló.

Mientras, el senador PS y presidente de la comisión de Obras Públicas, Alfonso de Urresti, aseguró que la cartera a cargo ha evidenciado su incompetencia tal como lo ocurrió con el puente Cau Cau.

Por lo mismo, a juicio del parlamentario se debe dar respuesta detallada sobre los antecedentes que presentan los técnicos e ingenieros de su propia cartera. “Es un doble llamado de atención al Ministerio, a todos el equipo directivo encabezado por el Ministro Undurraga, de manera de recoger las inquietudes y tener una doble mirada para que no ocurra lo mismo que en el puente Cau Cau”, indicó.

En tanto, la organización recalcó que las obras civiles ya iniciadas podrían quedar “a medio terminar” por estas condiciones de contrato o las dificultades que no estarían siendo consideradas en él.

De acuerdo con lo indicado por el Ministerio de Obras Públicas, la construcción del puente se extenderá hasta 2019.

Fuente: radio.uchile.cl

Fuente imagen: www.24horas.cl



Comentarios