Diaro de la Construcción

El negocio de las concesionarias a cargo de las carreteras ha resultado ser muy beneficioso para algunas empresas, las cuales recuperan el doble hasta 14 veces el monto de la inversión de la ruta. Es decir, que con las ganancias de la empresa sería posible construir dos veces el tramo de la Ruta 5, Collipulli – Temuco, de la sociedad Ruta de la Araucanía S.A o 14 carreteras con las mismas características que la ruta 78 de Santiago – San Antonio, a cargo de la sociedad Autopista del Sol S.A.

De la misma forma, podían pagar 11 caminos iguales a Santiago-Colina-Los Andes a concesión de Autopista los Libertadores S.A o 10 carreteras como las del tramo Talca-Chillán de la Ruta 5, a cargo de Talca-Chillán Sociedad Concesionaria S.A. Estás tres últimas empresas que se adjudicaron la concesión entre 1995 y 1996 bajo el gobierno de Frei, son las que más recuperan lo invertido.

Sin embargo, de las 21 rutas interurbanas concesionadas que existen en nuestro país, no todas tienen un margen tan amplio de utilidades. Ejemplo de ello son las rutas del tramo Puerto Montt-Pargua que recupera 1,17 veces su inversión; las rutas alternativas de acceso a Iquique con 1,12 veces y la ruta 5 norte del tramo La Serena-Vallenar, que es la más baja con 0,77 veces.

En este contexto, el coordinador de concesiones, Eduardo Abedrapo, explicó a Radio Bío Bío que cada concesión tiene un contrato diferente con el Estado, y por lo mismo, sus niveles de ganancia o costos de mantenimiento y fiscalización, varían según cada una de las negociaciones.

De esta forma se calcula que hay empresas que obtienen ganancias millonarias que ascienden hasta los dos billones, como la Ruta 5, tramo Santiago-Talca y acceso sur a Santiago que tiene una ganancia estimada de $2.339.690.328.685, donde recupera 5,14 veces su inversión.

Fuente: www.biobiochile.cl

Fuente imagen: www.forosperu.net



Comentarios