Diaro de la Construcción

Esta pequeña casa para una diseñadora gráfica y su marido se encuentra en la orilla boscosa al este del condado Door en Wisconsin, una estrecha península en el lago Michigan. Incrustado en un denso bosque de árboles caducifolios y coníferas, el modesto volumen del edificio está silenciosamente ubicado en un pequeño claro en el borde occidental del terreno ligeramente inclinado; su baja silueta prácticamente desaparece en la vegetación circundante.

La restringida paleta de materiales exteriores del edificio se limita al cedro carbonizado del norte de Wisconsin; su textura y sombría negrura está complementada por cedro barnizado claro, aluminio anodizado oscuro, y vidrio.

Haciendo eco a la profundidad y las oscilaciones de la superficie de la corteza que cubren a los troncos de los árboles, los tableros de madera fueron instalados sobre tiras de madera de diferentes profundidades para formar una suave piel plegable y ondulada al edificio, no muy diferente de una cortina plisada – un serpenteante velo altamente facetado que envuelve a la casa y sustituye a lo que podría haber sido un perímetro convencional  bien definido, con un límite más ambiguo, uno que suaviza la geometría rigurosa del edificio y modera la transición de la construcción artificial con el contexto natural.

Un estrecho camino de grava conduce a un pequeño patio enrejado tallado profundamente en la masa rectangular de la casa, un espacio cónico cuya perspectiva forzada converge en el vestíbulo acristalado y continúa hacia una habitación exterior empotrada en el lado opuesto, enmarcando las vistas de la casa y el paisaje silvestre del sitio. Una pared continua de madera aserrada ligeramente apilada por ángulos y con un acabado brillante para crear una superficie altamente táctil de cintas de plegado, se extiende desde la estación de servicio en la casa, y ancla visualmente la secuencia de entrada. En el interior, el vestíbulo se conecta a un espacio abierto con un sistema de puerta corrediza de cristal de gran tamaño que proporciona acceso a un patio lineal, un plano ligeramente pavimentada hundido en la topografía existente y contenida por un largo, iluminado banco de concreto que corre paralelo a la casa.

Al otro lado de las grandes puertas corredizas, una delicada escultural escalera de acero, con el apoyo de una filigrana de varillas verticales, fija la estancia y conduce a la suite superior y el amplio techo con vegetación, cubriendo el volumen principal del edificio. Contrastando la cubierta exterior oscura del edificio, la paleta de materiales del interior está dominado por muros blancos, muebles lacados en blanco, y un suelo de concreto pulido.

Fuente: www.johnsenschmaling.com

Fuente imagen: Cortesía de Johnsen Schmaling Architects



Comentarios