Diaro de la Construcción

Los recursos humanos y los financiamientos destinados a la mantención de los hospitales siguen figurando como una tarea pendiente, sin embargo, el prolongar la vida útil de los proyectos sanitarios es cada vez un ítem más prioritario.

La descentralización, la telemedicina, el hecho de empatizar con las características socio-culturales del sitio del proyecto sanitario o un diseño enfocado en la satisfacción del paciente, son sólo algunos de los desafíos que enfrenta en nuestro país la construcción hospitalaria. Ésos y otros aspectos se analizarán en el “8º Congreso de Infraestructura Hospitalaria”, que se realizará los días 4, 5 y 6 de septiembre de este año.

Los arquitectos Rui Maia, Hugo Silva, Jaime Sáez, y el médico Paul Barach, quienes serán conferencistas de Congreso 8H, adelantan y analizan desde sus perspectivas las tendencias y los desafíos que enfrenta el país en términos de construcción hospitalaria.

Mantención de Hospitales

De acuerdo a Hugo Silva, la mantención de los Hospitales existentes es una tarea pendiente. “Me ha tocado ver Hospitales que ya tienen algunos años, y que han envejecido muy mal, ya que no cuentan con los recursos humanos ni con los financiamientos adecuados para su mantención”.

Para Rui Maia, el tema a nivel internacional se traduce en una necesidad objetiva, y algo que cada vez se tiene más en cuenta. Maia afirma que, para que se concientice al respecto, es importante una cultura donde se vea al hospital como un símbolo de la ciudad. “Si un hospital es bien aceptado por la ciudad a nivel urbano, si es querido y si es un símbolo cultural, entonces el edificio perdurará y siempre habrán fondos para su mantención”, asegura el portugués.

Descentralización

La idea de que “Santiago no es Chile” se escucha cada vez con más fuerza y frecuencia. Y lo cierto es que la descentralización en términos de oportunidades sanitarias es parte de distintas propuestas e iniciativas, que logren entregar una mejor salud a los habitantes de regiones. En este sentido, son las grandes ciudades las que cuentan con los mejores servicios de salud. Se trata de un tema que el doctor Paul Barach destaca en términos de desafíos que enfrenta Chile en el rubro Hospitalario.

De acuerdo a Barach, es importante crear redes que lleguen a regiones a partir de los grandes hospitales y clínicas. “Para proveer servicios equitativamente a través de la geografía de Chile no es necesario construir grandes hospitales y clínicas, sino crear redes de estos mismos en lugares rurales; hay que crear mejores sistemas de salud, mejores policlínicos, entre otros”.

Telemedicina

Si pensamos en el punto anterior, en la centralización de los recursos de salud de Chile y la falta de los mismo en muchos lugares apartados y en otros no tanto, Hugo Silva considera que un desafío importante para el país es “contar con una red inteligente e integrada en materia de salud, de tal forma que los programas, los recursos humanos, la tecnología  se complementen y que por ejemplo, la telemedicina sea una realidad extendida”.

La telemedicina se traduce en una forma de acortar distancias, de acercarse al paciente con monitoreos y especialidades. Es una manera de disminuir las brechas en cuanto a la oportunidad con que se brinda la atención a la comunidad. De acuerdo al arquitecto, la infraestructura Hospitalaria debería acomodarse a esas necesidades.

 Diseño enfocado en satisfacción del paciente

Si hablamos en un sentido más orientado al paciente y sus necesidades, Paul Barach considera que una tendencia importante es hacer los hospitales más integrados la comunidad.  Para lograr este punto, el diseño debe enfocarse en el respeto a los pacientes, en tener en cuenta su seguridad,  en el mejoramiento de calidad, accesibilidad, entre otros.

“El ambiente físico tiene un fuerte efecto en el paciente, por lo mismo el hospital tiene que tener un diseño que haga sentir al paciente más confortable y menos estresado”. El enfoque es hacer que el hospital sea parte de la comunidad, y para esto debe ser construido en base a los principios de respeto y las necesidades de los pacientes.

 Nueva forma de trabajo en conjunto

Cambiar la forma del trabajo tradicional en el rubro de la construcción sanitaria es un aspecto que el arquitecto Rui Maia destaca, y que él mismo implementó para su innovador proyecto del Hospital de Lisboa. Ese centro no posee sistema de aire acondicionado, lo que permite que  prácticamente no exista consumo ni derroche de energía.

Este nuevo sistema de trabajo implica que todas las ingenierías, el arquitecto y el cliente trabajen alineados y aporten al diseño del proyecto en igualdad de condiciones desde un comienzo. “Es distinto al sistema normal, donde el diseño parte con el arquitecto. Ahora, se toman decisiones en conjunto desde las primeras rayas en el papel en blanco y estas decisiones condicionan positivamente al resultado final del proyecto”, asegura Maia.

Paul Barach coincide con el arquitecto portugues en este aspecto, pero desde otro punto de vista. Y es que el doctor postula que al incluir a otro tipo de profesionales en el diseño de los hospitales, se logra ampliar la visión del proyecto, considerando puntos como el bienestar  y la satisfacción de los pacientes.

Empatizar con características socio culturales del lugar del proyecto

Jaime Sáez, destacado arquitecto y fundador de Swarq, tiene entre sus principales aspiraciones el buscar la humanización mediante los proyectos de arquitectura, y que éstos empaticen con las condiciones socio culturales del lugar. Para Sáez, “el desafío más importante para los arquitectos es cubrir la desigualdad con equidad, empatizar con la comunidad  e involucrarse con la realidad local”. Sin embargo, también afirma que ésto siempre ha sido visto como un regalo o valor agregado de un proyecto. Según el arquitecto, esa visión no debería ser casual, ya que es importante que exista un proyecto íntegro y común para que se incorpore.



Comentarios