Diaro de la Construcción

En este 2018 se proyecta que más del 80% de la energía que entre en operación provenga de energía limpia, generando unos 500 MW de los 2880 MW de la capacidad instalada adicional al sistema eléctrico, la cual ingresa al sistema este año, posicionando así a la energía solar y eólica por sobre las grandes hidro y termoeléctricas.

Entre 2012 y 2017, la participación de fuentes no convencionales en la matriz se triplicó desde un 5% a un 16%, y los primeros pronósticos proyectaban que sería posible usar solo esta fuente recién en el 2050, lo que ahora se prevé para el 2040.

Es así como el salto que han experimentado las ERNC en Chile ha sido muy importante, ya que hace 6 años la energía solar no estaba presente en la matriz energética, muy por el contrario de lo que ocurre hoy, que además tenemos una nueva ley de generación distribuida (Ley 20.571), a favor de todos quienes quieran iniciar proyectos de gran envergadura.

Hoy la irrupción de las ERNC les ha significado a las grandes empresas de energía convencional una pérdida de mercado, situación que verá exacerbada en el futuro, dado que tanto el Gobierno actual como el entrante han propuesto que la energía en Chile llegue a ser 100% renovable antes de mitad de siglo. Esto, en medio de la caída en los costos de este tipo de proyectos, es la combinación perfecta de condiciones que permiten el continuo crecimiento del mercado renovable.

La energía sustentable, principalmente la energía solar, está mucho más al alcance de cualquier persona debido a que los costos de instalación han ido disminuyendo e implican un ahorro sustancial a cortos plazos, convirtiendo a las empresas del rubro solar más competitivas a nivel nacional e internacional. Por otro lado, la existencia de nuevas modalidades de financiamiento, permiten a los empresarios interesados disminuir gastos operacionales, obtener un retorno de la inversión de instalación de forma inmediata en base a los ahorros inmediatos que proporciona, una vez puesto en marcha, el proyecto solar.

Las ventajas son muchas y se siguen sumando a medida que las instalaciones siguen proliferando en el país, dar un paso en pos del cuidado del planeta, beneficiarse de los aportes de tener un sistema eléctrico libre de emisiones contaminantes, el cual otorga adicionalmente, ahorros notables para las empresas y viviendas.

FUENTE: El Mostrador

FUENTE IMAGEN: El Mostrador



Comentarios