Diaro de la Construcción

 

De acuerdo con información de la Cepal, en 2015 el 15% de la población chilena era mayo de 60 años. Para 2020 la cifra aumentará a 17,6%, unos cuatro millones de chilenos sobre esta edad. Este envejecimiento de la población exige cambios en la infraestructura de las ciudades.

Aunque gran parte de los adultos mayores en Chile son autovalentes, requieren de un espacio que se acomode a sus necesidades. Por ello, las inmobiliarias ya están adaptando sus productos a este creciente segmento.

En inmobiliaria Almagro han estudiado este segmento, y señalan que en aquellos proyectos sobre 10.000 UF el 58% de los clientes tienen sobre 55 años de edad al momento de la compra. Un segmento de alto poder adquisitivo y bajo endeudamiento, de acuerdo a una investigación que realizaron para adaptarse a esta nueva demanda.

“Un porcentaje importante de nuestros clientes corresponde al segmento de la tercera edad. Principalmente matrimonios de personas mayores que ya no viven con sus hijos y que priorizan la amplitud, por sobre otros atributos. Entonces la apuesta por este segmento es una respuesta a las necesidades de una porción importante de nuestros clientes y su modo de habitar”, explica a La Tercera José Luis Calderón, gerente de Marketing de Almagro, firma que ya construye un edificio en Las Condes con los nuevos requerimientos.

De acuerdo con su estudio, el sector oriente de la capital concentra el 50% de los hoteles, hogares y residencias especialmente adaptadas para adultos mayores, donde una habitación de 27 metros cuadrados cuesta cerca de 1,3 millones de pesos al mes.

Este tipo de residencias incorporan elementos que facilitan la movilidad, uso y la seguridad, entre los que se incluyen puertas anchas, clóset ergonométricos, piso antideslizante para evitar caídas, aislación de ruidos exteriores y sistema de apagado de luces desde un punto del dormitorio.

Otras inmobiliarias también están apuntando a este segmento. RVC posee un proyecto en Reñaca. Juan Armando Vicuña, director de Inmobiliaria RVC, señala que son 39 departamentos con equipamiento que incorporan baños y duchas con botón de pánico para así evitar los desniveles que son peligrosos. “Funciona como una especie de hotel, tiene servicio de mucama y además tiene un restaurante, la gente pide que les suban el almuerzo o bajan al restaurante”.

En su mayoría son hombres. “Hoy se mira a los adultos mayores como opción y necesitan alternativas enfocadas en ellos”, señala Vicuña.

Subsidios estatales

A nivel estatal, existen las viviendas tuteladas, en las que los adultos mayores pueden vivir temporalmente y que poseen diseños arquitectónicos especiales, que coordinan el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama).

Para obtener una vivienda permanente, el Minvu posee subsidios en los que se bonifica con mayor puntaje a los adultos mayores y se estipula que sus viviendas deben situarse en el piso más cercano al ingreso al exterior y al sector de áreas verdes. Si se quiere adaptar la vivienda a las nuevas necesidades, existe otro beneficio que permite ampliar el dormitorio y el baño. Asimismo, existe un subsidio que desde este año les permite arrendar.

Uno de nuestros propósitos ha sido derribar barreras de acceso y diversificar los instrumentos para que la vivienda se adecúe a las necesidades de quienes la habitan”, dice a La Tercera la ministra de Vivienda, Paulina Saball.

Ciudad y servicios

Pero no sólo se requieren viviendas, sino también cuidado.  A nivel de desplazamiento, desde el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones explican que la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) ya modificó el tiempo de duración del verde peatonal en varios semáforos, es decir, lo aumentó para facilitar el desplazamiento de adultos mayores.

Fuente: www.latercera.com

Fuente imagen: www.minvu.cl



Comentarios