Diaro de la Construcción

Durante el año que entra se construirán de forma simultánea  cerca de 5.681 nuevas viviendas sociales destinadas a sectores vulnerables, mediante macrobarrios que contarán con parques, calles de fácil acceso, sedes comunitarias y equipamiento deportivo. De esa forma se han diseñado siete planes maestros en los que trabaja el Serviu en la actualidad.

Estos proyectos urbanos habitacionales -que se encuentran en etapa de diseño- se construirán en un total de 80,6 hectáreas en sectores de Colina, Quilicura, Cerro Navia, Estación Central, Peñalolén, La Pintana y San Bernardo, en las cuales se contempla sumar 6,7 hectáreas de áreas verdes a la ciudad.

En conversación con La Tercera, el director del Serviu Metropolitano, Alberto Pizarro, comentó que “estuvimos gestionando suelos durante dos años. Compramos más de 50 hectáreas y sumamos otras que estaban en poder fiscal para desarrollar planes maestros participativos, que incluyen una macrourbanización con infraestructura como equipamiento deportivo, vialidad sin pasajes y áreas verdes utilizables”.

El proyecto total requiere una inversión cercana a los $114 mil millones, que serán financiados con el subsidio DS49 para viviendas con un costo de entre 890 y 1.087 UF. Los conjuntos habitacionales incluyen casas con una superficie de entre 45,95 y 48,42 metros cuadrados y edificios de departamentos con una amplitud de entre 58,07 y 63,25 metros cuadrados.

De acuerdo con lo explicado por Pizarro, los proyectos de Peñalolén, La Pintana y San Bernardo contemplan suelo para futuras iniciativas de viviendas para sectores medios. “En una segunda fase esperamos construir una cantidad aún no determinada de viviendas de mayor valor, de hasta 2.000 UF, que permitan generar integración”, detalla.

Frente a ello, la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, afirma que “esperamos que éste se convierta en un barrio modelo para el tipo de construcción de viviendas sociales con integración e inclusión”.

Por su parte, el alcalde electo de Cerro Navia, Mauro Tamayo, opina que “proyectos que vienen a renovar barrios que están degradados y con muchos problemas sociales, por el alto nivel de hacinamiento, deben seguir impulsándose para renovar la comuna, incluyendo también a nuevos sectores sociales”.

Los primeros proyectos comenzarán a construirse a fin de año y serían entregados en los primeros meses de 2018.

Fuente: www.latercera.com

Fuente imagen: www.latercera.com



Comentarios