Diaro de la Construcción

 

En Japón el mercado de viviendas se caracteriza por una extraña cualidad: los japoneses no muestran interés por las casas de segunda mano. Una vez compradas, las casas pierden su valor de mercado porque no suelen volver a ponerse en venta.

Los nipones prefieren construir sus propias casas, esto sumado a las pequeñas dimensiones del país y a la alta densidad de población, provoca que el espacio de construcción se vaya agotando poco a poco. La solución parece ser las Jutaku. Un estilo de construcción de casas que desde los 90 hace furor en el país asiático.

Las casas japonesas se caracterizan por su pequeño tamaño. Reducir el espacio de construcción es justamente la idea principal de las casas Jutaku, creando una vivienda unifamiliar, hermosa y habitable en un terreno muy pequeño.

Las Jutaku son, en  algunas ocasiones, casas de lujo con bastante espacio, pero siempre deben tener como paradigma el aprovechamiento máximo del espacio del que se dispone.

En la actualidad, un gran número de casas en Japón están siendo construidas en parcelas en las que apenas hay hueco para estacionar un auto. Lejos de que este hecho pueda considerarse una desventaja para el diseño, lo cierto es que el ingenio de los arquitectos que construyen estos hogares se ha convertido en una fuente de inspiración para sus colegas del resto del mundo.

A partir de la llegada de estas casas, se ha creado en Japón, un verdadero ecosistema de diseño arquitectónico, una especie de laboratorio del diseño, donde los arquitectos perfeccionan su capacidad de inventiva.

Los jutaku son casas que se adaptan a todo tipo de edades y clases económicas, incluso entre sus propios creadores.  Son Jutaku las casas de algunos de los arquitectos más respetados de Japón como Kengo Kuma, Tadao Ando, ​​Shigeru Ban y Terunobu Fujimori, pero también las de otros diseñadores mucho más jóvenes que se están iniciando en el mundo de la construcción de casas. Por ello en una calle japonesa, puede ser difícil saber si la vanguardista obra maestra que se está viendo, es una creación de un alma joven, un talento consolidado, una práctica corporativa o un constructor brillante. No hay jerarquía más allá de lo visible.

A pesar de que las Jutaku parecen ser producto de una situación cultural muy específica, lo cierto es que hay miles de lecciones que los arquitectos de otros países podrían aprender de ellas.

El cada vez más consolidado “espacio abierto” que hace referencia a la unión del comedor y la cocina en un solo espacio, se ha arraigado rápidamente en Japón donde ha sido llevada además, al máximo exponente. Y es que en el país nipón estos dos espacios  se han convertido en el centro del hogar, incorporando al mismo la entrada y las zonas de transición. Un espacio único y  multifuncional pero también pequeño y completamente privado.

Siguiendo esta lógica, los pasillos dejan de existir, no sólo son innecesarios, sino también imposibles de construir en un espacio tan pequeño y optimizado. Algo parecido ocurre con las escaleras, que en caso de que existan, se convierten en un espacio más para ser habitado, una pequeña sala escalonada para instalar un estudio o un gran espacio de almacenaje, en forma de cajones o estanterías.

Lo que nos falta por descubrir, es si realmente los Jutaku son una forma cómoda de vivir o sólo una manera de experimentar con la arquitectura. Por el momento contemplemos la belleza inusual de estas construcciones y dejemos que sea el tiempo quien dé respuesta a nuestra pregunta.

Fuente: www.moovemag.com

Fuente imagen: Revistaplot



Comentarios