Diaro de la Construcción

Investigadores españoles y brasileños desarrollaron un nuevo tipo de cemento a partir de ceniza del cuesco de la aceituna y escoria procedente de hornos industriales, una alternativa que sería más sustentable que los cementos utilizados en la actualidad, ya que se fabrica solo con residuos.

Según sus creadores, el proceso para su fabricación es muy sencillo, ya que se muele el residuo de la combustión de los huesos de oliva y la escoria, se establece la dosis adecuada de uno y otro, y se mezcla todo con agua.

Este nuevo cemento destaca por su baja huella de carbono y su impacto en el efecto invernadero es muy inferior comparado con los cementos utilizados en la construcción.

Además presenta muy buenas propiedades mecánicas, ya que permite obtener resistencias suficientemente elevadas para su aplicación en construcción (300 kilos por centímetro cuadrado a compresión), especialmente en prefabricados.

FUENTE: El Mercurio

FUENTE IMAGEN: www.noticiasambientales.com



Comentarios