Diaro de la Construcción

Con la decisión de volver a cero el proceso de licitación del Hospital Barros Luco, el Ministerio de Salud terminó de resolver el futuro de los cuatro hospitales que Contraloría se abstuvo de tomar razón para la adjudicación de sus obras.

De esta forma, uno de los proyectos hospitalarios más grandes del país -con un costo estimado de $300.434 millones y que este Gobierno se comprometió a dejar en construcción-, se retrasará en un plazo que la subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, dijo a El Mercurio que no superará los seis meses.

La fallida licitación para construir el Barros Luco se publicó el 19 de mayo de 2015 y las ofertas hechas por las seis empresas que concursaron se conocieron el 9 de junio de 2016. Es decir, demoró poco más de un año.

Sin embargo, de acuerdo con lo explicado por la subsecretaria, en ese proceso hubo que hacer ajustes y mejorar las bases de licitación, “lo que no debería ocurrir ahora”, por lo que el nuevo concurso tomaría menos tiempo.

Además, Alarcón detalló que la decisión de volver a licitar se justifica porque las seis empresas interesadas en construir ese hospital “tienen la misma falencia sobre la completitud de los antecedentes de todas las obras que tienen a cargo, nacional e internacionalmente”.

Dicha información es crucial, explicó la subsecretaria, porque “permite conocer la solvencia financiera para hacerse cargo de los proyectos”. Por eso, la única solución encontrada fue hacer una nueva licitación “los próximos días”, según Alarcón.

Fuente: impresa.elmercurio.com

Fuente imagen: www.sirve.cl



Comentarios