Diaro de la Construcción

Quienes han tenido el privilegio de estar allí la describen como una utopía. The Woodman Treehouse (La casa del árbol del leñador, en español) abrió sus puertas el verano pasado y pronto se convirtió en uno de los destinos más sonados entre los amantes de la naturaleza británicos.

Inspirada en el concepto glamping, la casa del árbol de leñador busca ser algo más que un sitio de lujo en el que hospedarse.

Según aseguran desde Crafty Camping & Woodland Workshop, empresa encargada de la gestión de The Woodman Treehouse, el espacio fue concebido como “un reino privado”. Y no sólo en lo que a la fachada se refiere. Una cama de dimensiones extraordinarias, una bañera acabada en cobre o una estufa portátil son algunos de los elementos de ‘altura’ que señalan los responsables.

“La calidad arquitectónica se ve reflejada las ventanas. Hay dos principales: una en el techo para mirar las ramas del roble sobre el que está construida la cabaña y otra en el suelo para poder observar un riachuelo que circula por debajo”, añaden, a la vez que aseguran no haber olvidado las cuestiones más prácticas: “la vivienda también cuenta con un aseo y un pasillo para abrigos y zapatos”.

En el centro del salón de esta cabaña está la chimenea y a sus alrededores se ubican la mini cocina y la habitación.

Esta cabaña combina dos universos a simple vista opuestos: el rural y el del lujo. Una chimenea para quemar la leña o un tobogán de acero inoxidable y una terraza con sauna y jacuzzi. Los caprichos de la que es quizás la casa del árbol más lujosa –e impresionante- del mundo.

A The Woodman Treehouse se accede a través de un puente de cuerda. Se trata de una cabaña de una única planta. De un espacio diáfano sin paredes, con pocos muebles pero con enormes ventanales.

En el corazón de la superficie está el salón y la chimenea. Mientras, en los laterales, se hallan la bañera, una mini cocina y la cama y como si de una habitación se tratase – entre paredes- un aseo.

Keith Brownlie es el arquitecto responsable de una cabaña de 30 metros de altura que cuelga sobre las ramas de varios robles y cuya estructura ha sido diseñada para no estresar al árbol. De este modo, las paredes no rozan los árboles y el agua puede circular por el tallo de forma libre, sin encontrar obstáculos.

Fuente: noticias.arq.com.mx

Fuente imagen: http://noticias.arq.com.mx/



Comentarios