Diaro de la Construcción

Tras un sismo, una de las primeras acciones que hay que tomar es revisar los daños estructurales que pudo haber ocasionado en las viviendas. Estos pueden ir desde un ligero desprendimiento de pintura, una fisura en el yeso o algo mucho más grave que ponga en riesgo la construcción.

Al hacer la revisión, es importante detectar si los daños estaban antes del sismo o fueron ocasionados por éste y, en caso de encontrar daños estructurales, es necesario llamar a un ingeniero o arquitecto para que analice la situación y decida qué se debe hacer.

Generalmente, luego de un sismo de gran intensidad, el gobierno de la Ciudad de México pone a disposición de la población a personal para revisar los edificios y determinar si es necesario evacuar.

Comienza con la revisión

De acuerdo con especialistas, el primer paso para que hagas una revisión es conocer los elementos que componen la construcción, revisar muros y piso para saber si hay daños graves o superficiales.

José Antonio López, vocal de la Mesa Directiva de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, explicó que si las grietas forman una diagonal con la horizontal del piso, o bien, están paralelas a éste, entonces son altamente peligrosas y la construcción debe abandonarse hasta que sea revisada.

“Si en una losa las grietas van diagonales desde las esquinas hasta el centro, es una falla importante. Si se pueden apreciar grietas en más del 20 por ciento de los muros de una construcción, ésta podría correr riesgo y deberá ser revisada”, detalló el experto.

Tras un sismo también se pueden producir hundimientos, desplomes, golpeteo con edificios, desprendimiento de recubrimiento, vibraciones de losas o sistemas de piso y huecos en elementos estructurales, señaló.

Revisa el interior

Al revisar el interior de una casa después de un sismo, debes fijarte que el techo, las columnas y vigas no se hayan dañado, pues éstas son las que le dan la fuerza a la construcción.

En caso de que presenten daños, es necesario evaluar si fue superficial o estructural, en cuyo caso tienes que llamar a un especialista para que evalué la fisura y se repare.

¿Cómo saber si hubo hundimiento e inclinación?

El que la construcción se hunda después de un sismo es indicación de que el suelo no es resistente y en caso de ser muy visible, debe desalojarse.

En el caso de la inclinación, señala, un muro de 2 metros de alto no debe de estar más de 5 mm inclinado. Para revisarlo, se debe atar un objeto a un cordón y sostenerlo desde la parte más alta del muro. Si marca más de 5mm de inclinación, el inmueble debe ser revisado y desalojado.

Recuerda que estos pasos los debes de realizar cada que hay un sismo de gran magnitud para asegurarte que la estancia en tu casa es totalmente segura.

Fuente: http://noticias.arq.com.mx/

Fuente imagen: www.michoacantrespuntocero.com



Comentarios