Diaro de la Construcción

La aridez del norte hace compleja la misión de construir y, sobre todo, habitar casas y departamentos. Situación que conocen bien los vecinos de Chañaral, quienes durante décadas han debido lidiar con un clima complejo y las catástrofes. La más reciente fue la serie de aluviones que afectaron a la zona en marzo del año pasado, destruyendo barrios completos.

Desde ese momento, las tareas de reconstrucción han estado enfocadas en superar la emergencia, pero ahora se orientan a entregar viviendas definitivas. Y para ello, el Ministerio de Vivienda (Minvu) planeó la construcción de un proyecto adaptado a las complejidades climáticas de la zona, privilegiando la implementación de uno de los primeros barrios energéticamente eficientes de todo el país.

Hablamos del conjunto Oasis de Chañaral, un proyecto de 260 viviendas construidas con subsidios de reconstrucción para las familias afectadas por los aluviones.

Dicha iniciativa considera un diseño con criterios de eficiencia energética, sistemas solares térmicos para el agua caliente sanitaria, paneles fotovoltaicos para la generación de electricidad y una planta de tratamiento de aguas servidas para el riego de huertos comunitarios y reciclaje.

Las viviendas, de 51 y 53 metros cuadrados, tienen tres dormitorios, un baño, living-comedor, cocina y logia.

“Este proyecto está siendo construido a través de una alianza con varias instituciones que quieren poner el tema de la sustentabilidad como un componente básico de la vivienda y los barrios“, explica a El Mercurio la ministra de Vivienda, Paulina Saball.

Además, y considerando las características climáticas del lugar, las casas fueron diseñadas en madera para mantener temperaturas interiores sin necesidad de calefacción o enfriamiento.

Esta era un desafío enorme. No solo porque había que generar una vivienda adecuada para las condiciones climáticas, sino que también porque tenían que ser casas aceptadas por los vecinos y que tuviera un grado de completitud en torno a la eficiencia energética“, agrega Saball, detallando que este proyecto servirá de ejemplo para crear más barrios ecosustentables en todo el país.

Con ello, y según los cálculos del Minvu, el 99% de las horas del año, las viviendas contemplarían temperaturas de entre 15 °C y 25 °C.

Asimismo, la instalación de un sistema solar térmico permitiría el ahorro de unos 130 kilos de gas licuado al año, lo que se traduce en 160 mil pesos anuales. Y para el caso los paneles fotovoltaicos por vivienda, se estima un ahorro monetario aproximado del 47% del total anual de la cuenta eléctrica.

A la fecha, el proyecto de Chañaral tiene un 5% de avance y estará listo durante el próximo año.

Fuente: impresa.elmercurio.com

Fuente imagen: www.minvu.cl



Comentarios