Diaro de la Construcción

Una situación normal de todos los días despertó una oportunidad que puede ayudar a un problema actual que afecta a todo el planeta: ahorrar energía, reemplazar los sistemas tradicionales por otros renovables y proteger el medio ambiente.

En esas escenas cotidianas que ocurren en las grandes ciudades del mundo se ven veredas, estaciones de trenes o de micros, aeropuertos o centros comerciales congestionados de personas que caminan hacia sus trabajos, sus hogares, una detrás de la otra y a pocos centímetros de distancia. Esos millones y millones de pisadas pueden producir energía limpia.

La compañía inglesa Pavegen Systems diseñó unas baldosas de color verde que miden 45 x 60 centímetros, que al ser pisada es capaz de generar energía: el 5% para iluminar las propias baldosas, y el 95% puede ser utilizada en múltiples aplicaciones, como luminaria urbana, iluminación de señales, anuncios digitales o para proveer zonas Wi-Fi.

Esta empresa fue lanzada en 2009 por Laurence Kemball-Cook, un londinense de 26 años que tuvo la idea cuando estudiaba diseño industrial y tecnología en la Universidad de Loughborough.

En el Reino Unido y Europa se han llevado a cabo casi 30 proyectos, tanto de prueba como permanentes. Una de las instalaciones de mayor éxito es la que se hizo cerca del Estadio Olímpico de Londres, en el exterior del Westfield Stratford City, uno de los centros comerciales más grandes de Europa. La energía generada allí se destinará a cubrir gran parte de la iluminación de la fachada.

También estas baldosas fueron colocadas en un colegio cerca de Canterbury, a 70 kilómetros de Londres. De las pisadas de sus 1.100 estudiantes se obtiene energía para mantener la iluminación del pasillo y han sido de utilidad en festivales de música para cargar celulares y encender luces de tecnología LED.

Otras instalaciones interesantes se realizaron en dos canchas de fútbol, una de reciente construcción en Nigeria y otra instalada en una favela de Río de Janeiro en septiembre del año pasado. En las dos se ubicaron unas doscientas baldosas estratégicamente en los puntos del campo más frecuentados. La energía generada por las pisadas durante el juego da para cubrir entre un 20 y un 40% de la iluminación necesaria. El resto de la energía se obtiene a través de placas solares.

¿Cómo funcionan estas baldosas?

Su parte superior está compuesta por goma reciclada de nuemáticos y cerca del 80% de los materiales que la conforman también pueden ser reutilizados.

Cuando un peatón la pisa, no hay riesgo de tener que hundir el pie hasta el fondo para obtener rendimiento. Es que con solo apoyar el pie normalmente, la baldosa se hunde 5 milímetros, lo que no repercute en el paso de los peatones. De esta manera, cada paso que recibe una baldosa produce alrededor de 7 vatios de electricidad, lo cual puede a su vez variar de acuerdo al peso de cada persona.

Las baldosas son resistentes al agua y demás inclemencias del tiempo. Su durabilidad está estimada, en principio, para un período de 5 años.

Ahora, Pavegen se asoció con Siemens, la empresa de tecnología alemana, para instalar sus baldosas en la Federation Square de Melbourne (Australia); y tienen planes para una estación de tren en Londres y un centro comercial de Atenas. El interés por esta tecnología también va en aumento en Estados Unidos.

Fuente: arq.clarin.com

Fuente imagen: http://arq.clarin.com/



Comentarios