Diaro de la Construcción

Pese a estar rodeada de valles agrícolas, como Azapa, que desemboca directamente en su radio urbano, y Lluta, 10 kilómetros más al norte, Arica es una de las capitales regionales con peores estadísticas de áreas verdes por habitante: según el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, hay menos de un metro cuadrado por habitante, y la Organización Mundial de la Salud recomienda, al menos, nueve.

De ahí la importancia que tiene para los habitantes y turistas de la “Puerta Norte” la reactivación, desde la próxima semana, de los trabajos en su único parque dentro del radio urbano.

El Parque Centenario, de casi diez hectáreas, está ubicado en la parte alta de la playa Chinchorro, unos dos kilómetros al norte del Morro y del centro comercial y de servicios de la ciudad.

Lanzado hace seis años, las obras fueron paralizadas en 2012. Una de las causas fue el caso “Corrupción Municipal”, que finalizó el año pasado con condenas contra 15 personas -entre ellas el ex alcalde Waldo Sankán- por irregularidades por unos $3.600 millones y la acreditación de delitos como fraude al fisco y cohecho. Otro motivo fue irregularidades en el proyecto, como el incumplimiento del pago de obras comprometidas.

Mientras tanto, en los últimos cuatro años solo se han mantenido las áreas verdes del complejo, donde también se iba a instalar un Parque Acuático. “La reconstrucción comenzará y posibilitará la recuperación de este pulmón verde que tanta falta le hace a nuestra comunidad”, señaló el alcalde Salvador Urrutia, quien asumió el municipio luego del caso “Corrupción Municipal” y no irá a la reelección.

Para la próxima semana ya fue programada una ceremonia simbólica que marcará el reinicio de los trabajos, los que considerarán la construcción de 52 quinchos para asados y juegos infantiles, además de la habilitación de canchas de futbolito.

También habrá estacionamientos, se mantendrá el mejoramiento de áreas verdes y se habilitará un nuevo sistema de riego autosustentable.

Todo ello en una de las pocas zonas del radio urbano donde aún se pueden avistar ejemplares del Picaflor de Arica, el ave más pequeña del país y uno de los símbolos de la ciudad. En la comuna nortina, según registros de la Conaf, solo quedarían vivos menos de 500 ejemplares.

Las obras se extenderán hasta el primer trimestre de 2017, con una inversión total que superará los $2 mil millones financiados con aportes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y del municipio ariqueño.

Fuente: impresa.elmercurio.com

Fuente imagen: www.soychile.cl



Comentarios