Diaro de la Construcción

Nuevo aislante fabricado con avena y cebada, producto 100% natural, fue elaborado por empresarios locales para reemplazar materiales contaminantes.

Luego de haber realizado varios ensayos, un grupo de chilenos crearon un colchón radicular (CR) hecho con raíces de cebada y avena, que se utiliza como aislante térmico y acústico de muros en la construcción de viviendas. Dentro de sus ventajas que presenta es que utiliza el mínimo de agua en su fabricación y contribuye con el medio ambiente, pero la característica más relevante es que puede retardar un incendio, ya que posee una alta resistencia al fuego.

“Hicimos una serie de pruebas junto a bomberos. Un panel hecho con materiales comunes se quemó en 20 minutos y uno con raíces se demoró 70. Esto te entrega capacidad de reacción ante un siniestro. Nuestra meta es que se pueda sustituir el polietileno (parecido al plumavit) y la lana de vidrio que se usa en las viviendas”, explicó Roberto García, socio principal de Rootman, empresa que ya patentó esta idea en Chile.

El crecimiento de las raíces dura solo entre 10 y 15 días, el proceso no requiere de aditivos químicos y para lograr el resultado no se necesita suelo. Además el colchón de 5 centímetros de grosor no permite que aniden insectos.

Se han hecho viviendas con este material pero a una baja escala de producción. Para solucionar lo anterior, en diciembre comenzará la construcción de una planta definitiva, que estará en Los Ángeles, y estaría funcionando en abril de 2018.

FUENTE: www.lahora.cl

FUENTE IMAGEN: www.lahora.cl



Comentarios