Diaro de la Construcción

Generar electricidad a partir de basura, mejorar la calefacción de una escuela, reemplazar calderas menos eficientes y medir la pobreza energética de los vecinos son algunas de las iniciativas.

El municipio de Temuco licitó un contrato que busca dejar los residuos a no más de 40 kilómetros de la ciudad. La empresa ganadora, WTE Araucanía, propone construir la planta Waste to Energy (convertir basura en energía), de US$ 80 millones. Aún en fase de evaluación ambiental, el proyecto pretende procesar 186 mil toneladas anuales de residuos, que a través de procesos de combustión y gasificación generarán hasta 12 megawatts de energía eléctrica para el SIC.

Otras 4 comunas chilenas trabajan en proyectos de eficiencia energética con una alianza con la ciudad de Berna, Suiza, que promueve la transferencia tecnológica y el intercambio de experiencias.

Coyhaique, en Aysén, la Escuela Baquedano cambió un antiguo y deficiente sistema de calefacción por una caldera alimentada por astillas, de origen suizo, que junto a un recubrimiento térmico del edificio de más de 3.600 metros cuadrados permite que sus alumnos tengan salas mejor calefaccionadas.

Un segundo paso es convertir la Reserva Nacional Coyhaique, a tres kilómetros de la ciudad, en un área silvestre 100% sustentable en lo energético, con un centro de visitantes que no requiera calefacción, un área de educación ambiental y posiblemente un sistema de transporte eléctrico.

En Vitacura, Región Metropolitana, también es parte del acuerdo con Berna. En su línea de ser sustentable energéticamente, la comuna ha reemplazado luminarias menos eficientes por otras led e impulsará la reconversión de la calefacción en edificios públicos a tecnologías más eficientes.

Más ambicioso es un proyecto para instalar una pasarela peatonal y una ciclovía sobre el río Mapocho, que una el norte y sur de la comuna y conecte dos áreas verdes.

La última comuna en incorporarse a la alianza es Renca, que trabaja con Berna en un plan para medir la pobreza energética de sus vecinos, un concepto que define a las familias que gastan más del 10% de sus ingresos en cocer sus alimentos, en electricidad y en calefacción.

Otra iniciativa de la comuna es convertir el cerro Renca en un parque metropolitano sustentable, para lo cual la Universidad de Berna los asesorará en materia de gobernanza.

FUENTE: El Mercurio

FUENTE IMAGEN: www.chilesustentable.net



Comentarios